Como empecé en el Trading

Como empecé en el Trading

Mis inicios en el trading fueron por pura casualidad. En aquellos catorce años, andaba yo por Tenerife y en uno de los días, me dio por ojear en una cafetería un periódico. Me fui al final del mismo y pude comprobar que, comprendía el valor y evolución de las acciones que allí se mostraban.

Semanas después, como muchos sabrán mi pasión por la aviación, conocí un piloto en una web donde me habló y me explicó que mi situación económica en mi familia no debía de ser un impedimento para que yo pudiese ser piloto (el valor de dichos estudios se sitúa entre los 70.000€ y los 150.000€) por lo que fue en ese justo momento cuando me recomendaron iniciarme en bolsa y leerme el libro ‘Padre Rico Padre Pobre, de R.Kiyosaki’ en tal libro pude apreciar una gran verdad y como muchas de las cosas mencionadas en la lectura tenían lógica y razón. A su vez, conozco a Aitor.Z. Me fascinó su historia y su forma de operar, y es ahí, cuando conozco los futuros y el S&P500 de Chicago.

Con el tránsito de los años tra saber perdido varias carteras de capital que no era de mi propiedad y haber sido ‘estafado’ de lo poco que yo tenía a esas edades, en cursos de bolsa que tuve que pagarme en trabajillos de verano, comienza a mejorar mi operativa. Con el paso de los meses, pude pagarme mejores tutores (Online y algunos de forma presencial) donde siempre, me faltó una partícula que encajar en mi sistema, hasta que conozco a un amigo, residente de EEUU. Me comentó su forma de operar y decidí unirme a él, y viceversa. Aprendíamos de ambos.

Conforme pasaban los años, allá por mis 17, yo seguía queriendo ser piloto y hacerme trader, cuyo único fin era conseguir el capital para poder costear mis estudios, a pesar de ello, en el trading tenía el mismo problema: el capital. Obviamente cabe destacar que un banco no iba a dejarme semejante cantidad, por lo que tendría que recurrir a una famosa técnica americana de financiación (3F; Family, Fools and Friends) conseguí, por enésima vez que un allegado de mi familia desde mi infancia invirtiese en mi proyecto (sí, tras haber perdido capital que no era mío meses atrás, seguía intentándolo) aquella cifra fue de 120.000€.

¿Qué ocurrió luego? Perdí una parte y tuve que frenar, recapacitar y ver donde estaba el fallo. Corría el año 2008 cuando retomé la gestión de la misma, y tras mucho esfuerzo y reducir la cantidad de gestión monetaria, pude finalmente, levantar aquella cuenta de trading.

¿Tuve suerte? Tal vez. Solo tal vez. Tuve que esforzarme, no tirar la toalla, seguir luchando y aprendiendo cada día, dejar de asistir a eventos con amigos, dejar de salir, dejar los caprichos y dejar muchas cosas si lo que quería era poder estudiar tan ansiosa profesión. Al cabo de un tiempo no era piloto, era trader.

Mi vocación es ser piloto, mi profesión es el trading.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies